Acerca De

Acerca De (3)

Sábado, 21 Enero 2017 18:37

Qué Creemos

Escrito por Administrator

En Aselsi creemos que:

  1. La Biblia es la divina Palabra de Dios, inspirada por el Espíritu Santo y es la revelación de Dios al hombre; regla infalible para enseñar, reprender, corregir e instruir en la fe y la conducta (1 Tes. 2:13; 2 Tim. 3:16-17; 2 P. 1:20-21; Judas 3).
  2. Dios es único, verdadero, autoexistente, eterno y trino, revelado como el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo. El es el Creador del universo y el único Redentor del hombre (Deut. 6:4; Is. 43:10-11; 48:10-11; Mt. 28:19; Luc. 3:21-22; 2 Co. 13:14).
  3. El hombre fue creado a la imagen de Dios en perfección y sin pecado (Gn. 1:26). Pero el primer hombre, Adán, por su desobediencia cayó de la gracia de Dios, entonces el pecado entró en el mundo y la muerte por el pecado. La transgresión del hombre le llevó a una muerte física y espiritual, lo cual causó una separación entre el hombre y Dios (Gn. 2:17; Gn. 3:6-24). Por nacer en y ser esclavo del pecado, el hombre está motivado a hacer el mal por la naturaleza del pecado que hay en él y lo hace esclavo del mismo (Ro. 3:9-18).
  4. La salvación del hombre del poder del pecado y la muerte viene únicamente por medio de la gracia de Dios a través de la obra de Cristo en la cruz, la cual el hombre debe recibir por fe (Hechos 4:12; Romanos 3:24-28; 5:8-13; 10:9; Ef. 2:8-9; Jud. 21).
  5. La santificación de cada creyente es necesaria para el crecimiento, la madurez y para ser formado en y reflejar la imagen de Jesucristo (Ro. 6 y 7; 1 Tes. 5:23; 1 Jn. 2:15-17; 2 Co. 3:18).
  6. La iglesia es el cuerpo de Cristo, morada del Espíritu Santo, que ha recibido la Gran Comisión para cumplir como mandato de Jesucristo, su Señor (Mt. 28:18-20; Mr. 16:14-18; Luc. 24:36-49; Jn. 20:19-23; Hch. 1:8). Dios ha dado su gracia manifiesta en y a través de su iglesia para cumplir este mandato por los dones del Espíritu (1 Co. 12), los dones motivacionales (Ro. 12) y los dones ministeriales para capacitar a la iglesia en madurez y hacer la obra del ministerio en el mundo (Ef. 4:11-16).
  7. Dios ha establecido ordenanzas que la iglesia debe observar. La primera ordenanza es el bautismo en agua que viene como consecuencia del arrepentimiento de sus pecados y para proclamar la fe en Cristo, el Señor (Mt. 28:19; Hch. 2:38; 8:36-39; 10:47-48). Esta es una señal de su identificación con Cristo en su muerte y su resurrección para andar en vida nueva (Ro. 6:4-9). La segunda ordenanza es la Santa Cena o Cena del Señor, que consiste en la copa del fruto de la vid y el pan. Observamos esta ordenanza expresando el querer compartir la divina naturaleza del Señor con su iglesia (2 P. 1:4), en memoria de su sufrimiento (1 Co. 11:26) y para proclamar proféticamente la segunda venida de nuestro Señor Jesucristo.
  8. El bautismo en el Espíritu Santo es dado a todos los creyentes para tener el poder para el servicio del Señor (Lc. 24:49; Hch. 1:4-8; 2:1-4). El Espíritu Santo equipa al Cuerpo de Cristo para facilitar el ministerio de cada creyente en la obra sobrenatural (1 Co. 12:1-31). Esta experiencia es distinta y posterior a la experiencia del nuevo nacimiento (Hch. 8:12-17; 10:44-46; 11:14-15; 15:7-9).
  9. La sanidad es una provisión de Dios dada por su pacto con el hombre desde el Antiguo Testamento (Ex. 15:22-26; Sal. 103:1-3; 107:20; Is. 53:4-5) y es una parte integral del Evangelio de Jesucristo para nosotros hoy por su gracia (Mt. 8:16-17; Hch. 5:16; Stg. 5:14-16; 1 P. 2:24).
  10. La segunda venida de Cristo incluye el arrebatamiento de su iglesia (1 Ts. 4:16-17; 1 Co. 15:51-58) después de lo cual seguirá el establecimiento del reino de Cristo con sus santos (Zac. 3:19-20; Ro. 11:26-27; Is. 11:6-9; Sal. 72:3-8; Miq. 4:3-4; Ap. 19:11-16; 20:1-6).
  11. El juicio final incluye la resurrección de los malos que han muerto y serán juzgados según sus obras. Cualquier persona cuyo nombre no se encuentre escrito en el libro de la Vida, será condenado y lanzado al lago de fuego, que es la muerte segunda, juntamente con el diablo y sus ángeles, la bestia y el falso profeta, la muerte y Hades (Mt. 25:46; Mr. 9:43-48; Ap. 20:11-15; 21:1-22:5).
  12. El Nuevo Cielo y la Nueva Tierra es la promesa de Dios para todos los que aman a Dios y donde vivirán por la eternidad (1 P. 3:13; Ap. 21:1).

 

Viernes, 20 Enero 2017 18:44

Quienes Somos

Escrito por Administrator

EQUIPANDO A LOS SANTOS

Basados en Efesios 4:12 Nuestra visión es enseñar  y Equipar a pastores y líderes de manera integral, dando conocimiento bíblico, teológico y ministerio práctico, ayudándoles a desarrollar su carácter y permitiéndoles tener experiencia en el ministerio. 

Así mismo deseamos proporcionarles las herramientas para que ellos, por sí mismos, puedan extraer las verdades bíblicas, para que puedan servir en su iglesia y comunidad de forma eficiente y con unción.

Viernes, 20 Enero 2017 18:06

Historia

Escrito por Administrator

Bienvenido a Estudios Bíblicos ASELSI

  

El llamado

En enero de 1993 John, Sharon y su hija Joy de 17 años, dejaron  su país, Estados Unidos, para cumplir un llamado de Dios. Este llamado lo recibieron desde la  infancia, cuando cada uno de ellos declaraban al Señor: "Aquí estoy, envíame a mí!”. Al llegar a Gautemala ellos viajaron a Antigua Guatemala, Sacatepéquez para aprender español en una escuela de idiomas. Estuvieron en este lugar durante seis semanas. En los siguientes tres años sivieron con en ministerios con otros misioneros en el país. Durante esta etapa el Señor los preparó para cumplir el llamado a fundar ASELSI. John comenzó a enseñar cursos bíblicos a los pastores de areas rurales que no tenían ninguna oportunidad de estudiar y Sharon comenzó a ofrecer  atención de salud y médicos a los necesitados.

En enero de 1998 salieron de la  relativa "comodidad" de la ciudad capital y se trasladaron a la zona de la montaña occidental; donde todavia se seguían sufriendo los efectos de la guerra civil que duró 36 años y que había terminado en diciembre de 1996. John  enseñó a pequeños grupos de pastores en esta área durante varios años. Así fue como ellos descubrieron que era el momento de vivir más cerca de las personas de esta zona ya que tenían grandes necesidades en educación bíblica  y salud.

Estableciéndose en Chichicastenango

El pueblo de Chichicastenango (alrededor de 12 mil habitantes) parecía ser la mejor opción. Ellos eran los únicos misioneros norteamericanos en Chichicastenango en ese momento. Vivir 3 horas lejos de la ciudad capital y con carreteras peligrosas  a veces era difícil, pero John y Sharon sabían que estaban justo donde Dios quería. Los pastores locales de esa zona tiempo después se acercaron confesando que ellos creían que no lograrían estar allí por más de 6 meses y que regresarían con todas sus maletas  a la capital. Por la gracia de Dios no fue así. Ambos se sumergieron en el servicio a Dios mostrando amor a la gente indígena; ellos sabían que  estaban justo donde Dios los quería.

La influencia de John y las extensiones de Educación Bíblica continuaron creciendo y en un corto período de tiempo se agregaron al personal gente del area local.

A lo largo de su tiempo en Chichicastenango, John y Sharon Harvey, han visto la mano del Señor en provisión, favor y la oportunidades para enseñar la Palabra de Dios a miles de Pastores y líderes indigenas a través de Estudios Bíblicos ASELIS y los programas de salud. 

Aselsi hoy

John y Sharon han estado casados ​​por más de 40 años. Tienen 3 hijos casados ​: John, Jr. y Brenda quienes viven en Portland, Oregon; Jeffrey y Luiza (Sao Paulo, Brasil);  Joy y David Fuentes (Portland, Oregón). Lo que les da más alegría es que toda su familia ama el Señor.

Su equipo de trabajo en ASELSI ha crecido a 19 trabajadores nacionales  a tiempo completo, 17 trabajadores nacionales tiempo parcial, 45 voluntarios que trabajan en Guatemala y en las extensiones de EBA, 6 parejas misioneras con familias, y 3 misioneros individuales. ASELSI ahora tiene extensiones de EBA en Guatemala, México, Estados Unidos y Venezuela.